RESEÑA: En NOS LLAMARON ENEMIGO recordar los campos de concentración japoneses es una forma de justicia

This article originally appeared on this site

On June 23rd, IDW will release the Spanish language edition of They Called Us Enemy, George Takei‘s memoir about his experience in a Japanese internment camp during World War II. The release, the first from IDW’s in-house Spanish language graphic novel program, remains painfully relevant, and The Beat is proud to present a review of the translated edition for Spanish-speaking readers.


Nos Llamaron Enemigo portada

Nos Llamaron Enemigo

Escrito por: George TakeiJustin EisingerSteven Scott
Illustrado por: Harmony Becker
Publicado por: IDW

La idea de un campo de concentración en los Estados Unidos, hasta el día de hoy, sigue siendo difícil de digerir para el que no sepa su historia. Es algo tan asociado a la experiencia judía en Europa durante la Segunda Guerra Mundial que pensarlo en nuestro contexto puede resultar un poco increíble. Mucho de esto se debe a que el suceso no cuenta con mucha exposición a nivel popular y otros espacios fuera de la academia. Nos Llamaron Enemigo busca enmendar esto y lo logra de forma ejemplar.

Escrito por George Takei, Justin Eisinger y Steven Scott e ilustrado por Harmony Becker, Nos Llamaron Enemigo cuenta la historia de George Takei en los campos de concentración para japoneses cuando niño, los cuales surgieron en 1942. Aunque la historia se enfoca mucho en lo que Takei vivió directamente, los padres del actor legendario de Star Trek tienden a tomar mayor protagonismo.

El libro se divide entre secuencias históricas y anécdotas personales todas enfocadas en la reubicación la familia y su comunidad al campo. Las intervenciones históricas explican cómo el ataque de Pearl Harbor resultó en la orden 9066 firmada por el presidente Franklin D. Roosevelt, que en esencia convirtió a ciudadanos japoneses americanos en enemigos de los Estados Unidos. Por este medio vemos cómo el título del libro se formaliza dentro de la narrative. Da cuenta del proceso por el cual los japoneses americanos fueron finalmente llamados enemigos.

Nos Llamaron Enemigo
Nos Llamaron Enemigo

Por el lado de las anédotas personales surge la historia de George Takei y su familia durante el proceso de reubicación y, subsecuente, la vida que se trata de desarrollar en los campos. Estas secuencias se distinguen por mezclar distintos tonos narrativos que cubren la inocencia de un niño tratando de entender y acostumbrarse al nuevo status quo (en el caso de George Takei) y la carga que viene con ser padre ante un sistema incierto y cruel (visto desde el punto de vista de los padres).

La lectura, como de esperarse, es difícil, pero el libreto y el arte combinan para una experiencia que no busca sobrecargar al lector. Los visuales de Becker son sencillos y animados con influencias claramente enraizadas en el manga. Esto exalta el proceso de descubrimiento de George Takei cuando niño y le da un toque cómico a ciertos sucesos que ayudan con el flujo de la lectura.

Cuando el libro llega a temas más complejos pues el arte toma un carácter casi documental que captura la seriedad del momento histórico y su peso. Becker hace mucho para controlar el ritmo de la historia y sus aportaciones son excepcionales.

Llamaron Enemigo
Nos Llamaron Enemigo

El libreto también logra balancear bien los tonos que nacen de cada tema y sabe cuándo explorar más lo liviano y cuando echarlo a un lado. Lo que impresiona de la historia es que a pesar de ser las memorias de Takei en los campos, el libro cubre la historia de la trata americana para con los japoneses de forma comprensiva. Nos Llamaron Enemigo toma el cómic como plataforma educativa que aprovecha una historia personal para contar la historia de un momento crucial que no debe ser olvidado.

De hecho, el libro es bastante claro en su intención de llamar a la memoria de la orden 9066. Permea la sensación de que olvidar es casi un crimen en contra de las personas que vivieron la reubicación. Recordar es un deber que hace justicia. Por eso el libro toma mucho de su tiempo para hablar de soldados japoneses que lucharon del lado estadounidense y de las estructuras administrativas que surgieron en los campos para tratar de proteger a sus habitantes.

En cuanto la traducción de la novela gráfica al español (la obra es en inglés originalmente) se puede decir que funciona en su gran mayoría. Se puede encontrar una que otra instancia en donde el diálogo luce algo forzado o algunas frases que se hubiesen beneficiado de un cambio en el orden de las palabras, pero son muy pocas las ocurrencias y no interrumpen la lectura.

They Called Us Enemy
Nos Llamaron Enemigo

Nos Llamaron Enemigo resulta ser una narrativa híbrida que sirve tanto como memoria como historia. La información que tiene es sumamente valiosa y cae bien dentro lo que se puede considerar un interés renovado sobre los eventos que cubre el libro. Aparte de esta obra, la segunda temporada de The Terror, titulada “Infamy,” trabaja el tema con un enfoque fijo en la perspectiva japonesa americana durante la Segunda Guerra Mundial pero filtrada por medio del horror. George Takei también forma parte del elenco de la serie. Igual existe otra novel gráfica titulada Gaijin: American Prisoner of War de Matt Faulkner que trabaja el tema, aunque de una forma algo más visceral.

Lo cierto es que Nos Llamaron Enemigo es parte importante de esta nueva ola de historias que hacen memoria de los campos en los Estados Unidos. Es fácil de recomendar por esta razón y porque es también uno de los mejores libros de historia sobre el tema en el mercado.


Nos Llamaron Enemigo sale a la venta en junio 23, 2020.

The post RESEÑA: En NOS LLAMARON ENEMIGO recordar los campos de concentración japoneses es una forma de justicia appeared first on The Beat.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *